La educación ambiental ofrece herramientas específicas para tomar medidas adecuadas para el cuidado del medio ambiente. Por lo tanto, el educador ambiental es una figura clave en la vida de niños y adolescentes porque les enseña a reflexionar sobre la problemática medioambiental y cómo actuar ante ello. ¿Te gustaría saber cuáles son las principales funciones de este profesional? Sigue leyendo, te lo explicamos a continuación. O, especialízate en este ámbito con nuestra Maestría en Monitor de Educación Ambiental.

¿Cómo se desempeña un educador ambiental?

El papel de un educador ambiental surge por la necesidad de promover valores ambientales en la educación infantil y juvenil. Algunos de estos valores son: la conciencia, la sensibilización, el conocimiento, la comprensión, la información, la motivación y la participación.

No obstante, la educación medioambiental es esta herramienta que ayuda a estimular el pensamiento crítico. Esto quiere decir que no defiende las posturas concretas, sino que intenta que el niño tenga la capacidad de reconocer los problemas y sepa cómo resolverlos de manera sustentable.

Ahora bien, el perfil de este tipo de educador es multidisciplinar, ya que pueden tener formación en medioambiente, pedagogía y comunicación. A través de estas disciplinas, difunden valores de respeto y cuidado ecológicos, y fomentan el espíritu crítico de manera divertida.

¿En qué áreas puede trabajar un educador ambiental?

Un educador ambiental puede desempeñarse en diversos sectores o campos de trabajo, cumpliendo diferentes funciones. Aún así, es un perfil que está muy relacionado con el trabajo con pequeños, aunque también puede desarrollar su rol en otras áreas, como:

  • Coordinación de programas escolares promovidos por ayuntamientos, asociaciones y ONG’s.
  • Participación en voluntariados y cooperación ambiental.
  • Guía de visitantes de empresas relacionadas con el sector ambiental, como las plantas de reciclaje, instalaciones de depuración de agua, compañías energéticas, etc.
  • Asesoramiento en espacios naturales, zoológicos, centros de interpretación y museos relacionados.
  • Monitoreo en actividades de ocio de características ambientales.
  • Creación y/o edición de contenido didáctico sobre temas ambientales.
  • Difusión, creación y coordinación de campañas de sensibilización ambiental.
  • Formación de formadores y monitores

¿Cómo enseñar el cuidado y respeto al medio ambiente?

Enseñar a ser sensibles y respetuosos con el medioambiente a las generaciones más jóvenes es esencial para un futuro sustentable. Mientras más pronto se enseñen hábitos responsables, más rápido se pueden cambiar algunas problemáticas. Por ello, para que niños y jóvenes aprendan el camino correcto, el ejemplo y la formación son imprescindibles.

Según la Asociación Mundial de Educadores Infantiles, existen 10 reglas para que todo padre y madre de familia o educador ambiental, aprenda a aplicar en la enseñanza ambiental a los pequeños. Estas son:

  1. Reciclar, es divertido.
  2. Ahorrar agua es necesario: cierra el grifo.
  3. Usar las papeleras.
  4. Compartir tus juguetes cuando ya no los usas.
  5. Apagar la luz al salir.
  6. Dejar vivir a las plantas, no las arranques.
  7. Cuidar cada calle y los elementos que hay en ellas.
  8. Proteger a las mascotas propias y ajenas.
  9. Reciclar el papel: aprovecha su doble cara antes de tirarlo.
  10. Respetar a las personas que viven a tu alrededor, también son parte del planeta.

El trabajo de los educadores ambientales es muy importante a corto, medio y largo plazo. Evidentemente, debe verse complementado por la labor familiar y escolar para conseguir sus objetivos. Sin embargo, su especialización se convierte en un pilar fundamental que es necesario valorar.

Elige tu ubicación

Latinoamérica

Europa