Para reforzar conceptos, tener un tiempo de ocio o conciliar horarios laborales y escolares. Sea por los motivos que sea, las extraescolares están cada vez más en auge. Si te gusta el mundo de la educación y la infancia, no te pierdas este post ni este Curso de Monitor de Tiempo Libre. Hoy hacemos un repaso por los tipos de actividades extraescolares que se pueden encontrar. ¿Os venís con nosotros?

Elegir extraescolares

Elegir las extraescolares para nuestros hijos puede ser una tarea complicada. Debemos tener en cuenta factores muy diferentes y, antes de inscribirlos en cualquiera, ponerlo todo en una balanza.

Debemos estar convencidos de que su horario se adapta al resto de actividades del día o de la semana. También hay que tener en cuenta el precio que tiene cada una y el tipo de actividad que implica. Y por último tenemos que asegurarnos que las extraescolares donde apuntamos a nuestros hijos sean de su interés.

Tipos de extraescolares

Las clases de extraescolares pueden dividirse en diferentes categorías para diferenciarlas entre ellas. Estas pueden ser el nivel de actividad física, la materia o asignatura que refuerzan, el descubrimiento y práctica de una afición…

Apuntar a nuestros niños a actividades fuera del horario escolar les aporta beneficios. Realizar estas actividades favorece que los niños tengan mejores relaciones sociales. También repercuten en el nivel de estrés de los niños, las actividades físicas y lúdicas les ayudan a liberar adrenalina y acabar el día más relajados.

A continuación vamos a ver qué tipo de actividades extraescolares podemos encontrar. Además también veremos a qué niños les puede convenir más un tipo u otro.

  • Actividades deportivas

Este tipo de extraescolares se basan en la práctica de diferentes deportes. Se pueden estructurar de diferentes maneras. Las hay en las que solo se practica el deporte como manera de divertirse. Pero también las hay que forman un equipo del deporte en cuestión y participan en competiciones.

Este tipo de actividades son muy adecuadas para niños muy activos. Al practicar deporte, es más fácil que los pequeños liberen toda esa energía. Por lo tanto, estas son idóneas también para mejorar el descanso de los niños y fomentar un estilo de vida saludable y activo.

En cambio, si nuestro hijo o alumno es más tranquilo, podemos inscribirle en una actividad deportiva que se practique de manera individual. Por ejemplo, una buena idea es optar por la natación. Si el agua no es una buena idea, el baile también es una opción que puede hacer que se divierta y descanse más por las noches. ¡Todo son gustos!

  • Arte y música

Otro tipo de extraescolar son las que tienen relación con el arte o la música. Pueden ser idóneas para aquellos pequeños que tienen problemas para establecer relaciones sociales. Una muy buena opción, si este es tu caso, es apuntarle a teatro. Allí aprenderá a tener contacto con más personas y le ayudará a superar su timidez.

Dependiendo de los intereses de los niños también podemos optar por la música. Generalmente, en las clases de música el niño puede conocer otras personas diferentes a las de su escuela. Además, reforzarás su capacidad creativa y su parte más lógica.

Si todavía no os convence ninguna de estas opciones, ¿porqué no pensáis en algo como la pintura? Es una actividad relajante que fomenta la concentración, la atención y la creatividad.

  • Tecnología

Últimamente están muy de moda. Son extraescolares que basan sus temáticas en la tecnología y las novedades en este ámbito. Además de la típica y reconocida mecanografía, suelen tratar aspectos digitales y tecnológicos. Las hay, por ejemplo de robótica para niños y de creación de videojuegos para adolescentes.

  • Refuerzo escolar

Estas son las tradicionales actividades extraescolares. En ellas, los niños refuerzan las materias escolares que más les cuesta de asimilar. Los pequeños aprenden o refuerzan los conocimientos adquiridos en la escuela y pueden resolver dudas con el profesor de refuerzo.

También es usual que los niños hagan los deberes en estas actividades. De esta manera, con la ayuda de un profesor especializado pueden solucionar las preguntas que les surgen mientras los hacen.

  • Idiomas

Las clases de idioma fuera del horario escolar son otra de las opciones preferidas por los padres. Actualmente, además del inglés, los niños pueden aprender idiomas como el chino, el alemán o el japonés. Si elegimos un idioma a estudiar teniendo en cuenta las preferencias del niño tendremos más posibilidades de que acabe aprendiendo esta lengua.

  • Ciencia

También podemos encontrar actividades relacionadas con la ciencia. Ya sean actividades de experimentos o actividades relacionadas con el mundo rural y la agricultura. Algunas de las que están más de moda actualmente es aprender a cultivar huertos. Son actividades creativas, educativas en el ámbito del medioambiente y que, además, fomentan el compañerismo y el ecologismo.

Consejos para elegir extraescolares

Si todavía no estáis seguros de qué actividad extraescolar os parece más adecuada para vuestros niños, echad un ojo a estos consejos. En ellos también encontraréis algunas pautas generales que os ayudarán a gestionar algunos aspectos relacionados con ellas.

  • Motivación

La actividad extraescolar a la que inscribáis a vuestro hijo debe motivarle. No debemos intentar imponerle lo que nosotros creemos mejor o lo que siempre quisimos hacer.

  • Dos o tres días máximo

Llenar todas las horas fuera del horario escolar al niño es una mala idea. Debemos tener en cuenta que los pequeños necesitan también su tiempo de desconexión, descanso y juego libre. También deben tener tiempo para hacer sus deberes.

  • Diversidad

Si queremos inscribir a nuestro hijo en varias actividades fuera del horario de la escuela debemos tener en cuenta este punto. Lo mejor es que las actividades sean variadas que no sobresaturen al pequeño. En este caso, lo mejor es combinar actividades físicas con extaescolares más cognitivas o creativas.

Elige tu ubicación

Latinoamérica

Europa