Si eres mamá o papá de adolescentes, tal vez te interese conocer algunos de problemas en la adolescencia. Si eres mamá o papá y todavía no te ha llegado, empezar a prepararse nunca está de más. Y por supuesto, si eres un educador o educadora, debes saber cómo afrontarlos de la mejor manera. ¿Nos seguís?

Si estás interesada o interesado en la psicología infantil y adolescente, con nosotros puedes estudiar psicología infantil.

Los problemas en la adolescencia. ¿tienen solución?

Todos hemos pasado por ella. Es una etapa convulsa en la que no nos entendemos ni a nosotros mismos. Además, la adolescencia es un momento muy personal e íntimo que, de una manera u otra, estamos obligados a compartir. Especialmente con nuestros padres, profesores y amigos.

Por eso, a lo largo de este periodo, además de intentar conocernos y entender cómo es el mundo que nos rodea, debemos afrontar otros retos. Complicado y convulso, ¿os acordáis? Pero ahora, cuando miramos hacia atrás, el mar de dudas que nos acechaba en ese momento ya está en calma. Ya no hay marea, ¡y acordaros de lo grandes que veíamos las olas!

Así que sí, la respuesta a la pregunta del título es sí: hay solución a los problemas en la adolescencia, pero debemos saber cómo afrontarlos.

 

Conversar, aunque sea difícil

Una de las técnicas que se debe usar, preferiblemente, antes de que aparezcan los problemas en la adolescencia es la conversación. Sí, ya sabemos que no siempre es fácil mantener una buena comunicación con un adolescente. Pero intentar entablar un diálogo sobre los temas que seguramente va a experimentar durante esta nueva etapa es sacar ventaja.

Como ya hemos dicho, durante la adolescencia, los jóvenes conocerán nuevas experiencias. Así que, sin tener intención de aleccionar y dándoles confianza, ha llegado el momento de hablar. Toca los temas que hasta ahora eran tabú: tabaco, alcohol, sexo, drogas y fiesta, mundos que empezarán a conocer.

Aunque no sea garantía, hablar de estos temas complicados, hará que tengamos menos posibilidades de tener problemas en la adolescencia.

 

Problemas en la adolescencia: confianza ¿sí o no?

Muchos padres y madres tienen la duda sobre si darles confianza a sus hijos durante este periodo. Mostrarles que confiamos en ellos hará que se sientan más cómodos. No te desesperes si a pesar de darles confianza, no se unen de nuevo a ti. Es normal que pasen por una etapa de “desapego” emocional de sus padres.

Aun así, a pesar de la confianza que depositemos en ellos, debemos estar alerta. Si detectamos que los cambios en nuestros hijos son muy abruptos deberemos buscar ayuda profesional. Es decir, por ejemplo, si un adolescente pasa de ser muy extrovertido a muy introvertido, algo va mal.

 

Intimidad, prioritaria para evitar conflictos

Una de las máximas para evitar problemas en la adolescencia: el respeto a la intimidad. Es evidente que para una madre o un padre, la sensación de que debemos protegerles es innata. Aun así, debemos ser conscientes que para descubrir el mundo que les rodea, los adolescentes necesitan su espacio.

Aunque no debamos darles libertad completa, hacer que sientan que tienen su espacio personal hará que se desarrollen con más seguridad e independencia personal. Aun así, debemos tener en cuenta cuales son los principales problemas en la adolescencia y, de esta manera, poder estar atentos.

 

Principales problemas en la adolescencia:

Seguro que ya conocéis alguno, pero aquí va un repaso para que podáis tener en cuenta cuáles son las principales preocupaciones de los adolescentes. Hay que tener en cuenta que algunas pueden transformarse en problemas que precisarán ayuda profesional.

 

  • Estrés en la adolescencia

Algunos adolescentes pasan por etapas estresantes. Ya puede ser por su propio carácter, como por las nuevas presiones que tienen en esta etapa. Socialmente, se esfuerzan en encajar en su grupo de amigos.En materia educativa, las obligaciones aumentan y se debe rendir más.

 

  • Propia imagen

La adolescencia es la edad de la estética por excelencia. Es usual que los jóvenes empiecen a preocuparse por su manera de vestir y la manera en la que su mundo les percibe por su estilo. Puede ser que se obsesionen más con la ropa, accesorios o manera de mostrarse al mundo.

 

  • Cambios de humor y desapego

Ya lo hemos comentado anteriormente, es generalmente normal que los adolescentes pasen por un periodo de desapego. Poco a poco, dejarán de ser ese “niño de mamá o papá” y pasarán a ser un adulto. También es usual que de vez en cuando tengan malas contestaciones y cambios de humor. Acordaos de cuando vosotros lo fuisteis, “¡qué rabia que no me entiendan!”.

 

  • Problemas alimentarios

Relacionado con el punto de la imagen propia aparecen los problemas alimentarios. Si detectas que tu hijo o hija deja de comer, varía de peso radicalmente o, por lo contrario, come más de lo normal, no esperes. Tratar este tipo de problemas en la adolescencia a tiempo es imprescindible.

 

  • Influencias de los amigos y compañeros

Bienvenidos y bienvenidas a la etapa de “es que Miguel lo hace” o “a Juanito le dejan y a mi no”. Es usual que los jóvenes en esta etapa se dejen influir por lo que hacen los otros.Seguramente, ellos deberán escuchar algún que otro día el otro típico “a mi no me importan los otros”, pero también hay que ceder en algunos puntos. En este punto, debemos estar especialmente atentos para frenar las malas influencias a tiempo, si es necesario. Así se evitará que aparezcan problemas en la adolescencia. Si no sabéis cómo hacerlo, lo mejor es acudir a un profesional que pueda orientaros.

 

  • Tristeza o signos de depresión

Aunque es relativamente normal que los adolescentes tengan épocas de tristeza, hay situaciones en las que deja de ser normal. Pasar por una etapa depresiva en este momento de la vida puede acarrear importantes problemas. Así que, si detectáis que además de tristeza, vuestro hijo adolescente baja mucho de notas o sale mucho de fiesta, buscad ayuda. En estos casos, los jóvenes pueden acabar tomando drogas o teniendo relaciones sin protección.

 

 

Elige tu ubicación

Latinoamérica

Europa