Cuando llega un bebé a la familia surgen muchas dudas sobre alimentación y cuidados. Todas estas cuestiones se pueden consultar con un puericultor. Esta persona está capacitada para asesorar sobre el crecimiento de los pequeños para que tengan una crianza adecuada. ¿Te gustaría formarte en este tema y enfocar tu carrera hacia la salud infantil? Consulta nuestra Maestría Internacional y sigue leyendo para informarte más sobre este ámbito.

¿Qué hace un puericultor?

La puericultura hace referencia a las prácticas relacionadas con la salud infantil, basadas en una crianza consciente y en su cuidado. A través de esto se tiene el objetivo de ayudar a los pequeños a que se desarrollen adecuadamente.

Estos profesionales tienen la responsabilidad de brindar a las madres y padres la guía necesaria sobre el cuidado de los bebés. Además, identificar a tiempo posibles padecimientos de salud en los niños y niñas.

Desde antes del parto, el puericultor aconseja a los padres y a las madres sobre la crianza y los factores básicos del cuidado del bebé. Por ejemplo, el tipo de alimentación, la lactancia o la higiene del recién nacido.

Características de la puericultura

La puericultura busca que los niños crezcan fuertes y sanos de manera integral. Esto engloba la salud física, la emocional y sociofectiva, para prevenir complicaciones en el desarrollo. Por ello, esta disciplina pretende generar herramientas y asesoramiento en higiene, inmunización y nutrición. Incluso, guía a la madre durante el proceso de recuperación después del parto.

Igualmente, los puericultores pueden detectar enfermedades a tiempo, y ayudar a orientar a los tutores responsables para optimizar el desarrollo del niño.

Etapas de intervención del puericultor

Existen tres momentos en los que los profesionales de la puericultura pueden ayudar a fortalecer el crecimiento de los pequeños. A continuación, te explicamos cada una de estas etapas.

Antes de la concepción

En la fase preconcepcional el puericultor acompaña a los padres antes del momento de la concepción. Así, se disminuyen los factores de riesgo y se les explica sobre el desarrollo de enfermedades hereditarias. También, se les orienta y se les dan algunas recomendaciones, sobre todo, lo que deben saber ante la llegada del niño o niña.

Etapa prenatal

Este momento es el que se da antes del nacimiento del bebé y es uno de los más importantes. Es cuando el profesional se encarga de educar a los padres sobre los primeros cuidados del bebe. Igualmente, es cuando la madre recibe todos los consejos y aspectos que debe tener en cuenta en el momento del parto.

Fase postnatal

La etapa después de la natalidad es la más larga, ya que abarca desde que el bebé nace hasta la primera infancia. En este periodo es cuando el profesional analiza el bienestar del bebé y investiga si hay anomalías. Incluso, estudia si hay traumas después del parto, problemas médicos o afecciones a nivel neuromuscular.

La puericultura del lactante trata a los niños durante su primer año de vida, especialmente el primer mes y hasta que cumple un año.

Básicamente, el puericultor tiene la responsabilidad de prevenir enfermedades en la infancia mediante los cuidados de la crianza. Sin embargo, el pediatra es el profesional médico que brindará el tratamiento necesario y curará las enfermedades del bebé.

Estas profesiones suelen confundirse, pero, son dos disciplinas que se complementan. Todos los pediatras, en cierta forma, practican los conocimientos de los puericultores para asesorar a los padres sobre cuidados. Y, el profesional de puericultura buscará la prevención para un desarrollo integral.

Elige tu ubicación

Latinoamérica

Europa