Un centro de estimulación temprana es un espacio que ofrece atención especial a los niños y a su entorno. Este tipo de educación es totalmente personalizada, ya que se trabaja de forma individual de acuerdo a las necesidades puntuales de cada niño.

Es decir, su objetivo se adapta a la personalidad del propio niño. Por ello, dicha estimulación se basa de un diagnóstico del caso en concreto. Y, así, el apoyo brindado genera una solución ante esta situación. Los pequeños que reciben este tipo de atención son los que están en su primera etapa vital. Generalmente, hasta que cumplen los seis años, se les aplica este tipo de estimulación ¿Te gustaría saber tratar los trastornos evolutivos en los niños? Un máster en Atención Temprana te aportará todos los conocimientos que necesitas para ejercer como un profesional en este ámbito de la Pedagogía Infantil.

¿Qué es la estimulación temprana?

El significado de la estimulación temprana es importante por su relación con su objetivo terapéutico. Además de esto, el tiempo en el que se desenvuelve es muy relevante. Esto quiere decir, que los primeros años del niño son determinantes en su futuro. Por ejemplo, hay niños que padecen algún tipo de dificultad en su proceso de aprendizaje. Este conflicto genera consecuencias que podrían extenderse a largo plazo. Por esta razón es que existen perspectivas de apoyo desde la estimulación temprana.

Así, los pedagogos de un centro de atención temprana trabajan desde una metodología integral y multidisciplinar. Algunas de estas especialidades son la psicología, la logopedia o la fisioterapia. En efecto, son un equipo interdisciplinar que ofrece un apoyo integral al niño. Este tipo de centros, también se caracterizan por realizar un trabajo en colectivo.

Además, no solo cuenta con un importante equipo de profesionales. Sino que tienen medios y material técnico como parte del proceso de ayuda. En definitiva, este apoyo forma parte del proceso de adaptación del niño en sus círculos sociales cercanos.

¿Por qué es importante estimular tempranamente?

Integrar a un niño a un centro de atención temprana puede ser clave en su desarrollo. Pero también lo es para la familia, ya que se adapta más rápido a cada situación y se vuelve más independiente. Igualmente, la participación de los padres es una parte importante en este proceso de trasnformación y adaptación al cambio.

Por lo tanto, un centro de estimulación refuerza el trabajo de los padres del niño. Para ello, los padres se informan y forman también sobre los consejos que pueden poner en práctica. Una aspecto que ayuda en el cuidado de los pequeños en el hogar.

Igualmente, esta educación multidisciplinar tiene su base en una atención integral. Por tanto, esta perspectiva favorece el desarrollo del niño que avanza a su ritmo.

¿Qué hace un centro de estimulación temprana?

Hemos mencionado la importancia de este tipo de centros sobre el desarrollo integral de los niños y niñas. Pero, ¿sabes cuáles son los objetivos principales de un centro de atención temprana? A continuación te los contamos:

  • Refuerzan la atención de niños que tienen de cero a seis años. Una estimulación que busca aplicar todas las herramientas necesarias en los niños para que aprendan a enfrentar su futuro.
  • Aplica pautas de atención temprana para que el niño incremente su nivel de bienestar en su entorno inmediato. Así, mejora su calidad de vida y eleva la satisfacción de sus familiares directos.
  • Ofrecen apoyo a padres y madres que tengan dudas, desorientación y preocupación cuando su hijo tiene problemas en el aprendizaje.
  • Crean estrategias adaptadas a cada diagnóstico. Esto es una forma de prevenir un incremento en el problema. Puesto que este tratamiento también incluye un seguimiento. Por ello, no solo ver por el bien del niño, sino que también aumenta el bienestar de sus círculos cercanos.
  • Ayudan a desarrollar aprendizajes y habilidades que elevan el nivel de autonomía de los niños y niñas.

Perfiles que trabajan en centros de atención temprana

Los logopedas, psicólogos, fisioterapeutas son los principales perfiles que atienden en las consultas de estimulación temprana. El logopeda, por ejemplo, previene, evalúa y trata problemas del lenguaje en la infancia. Mientras que, si el niño presenta disfunciones a nivel motor, será el fisioterapeuta el que se ocupe de su caso.

Generalmente, los profesionales de los centros de atención temprana buscan que el niño se desarrolle de forma óptima, a nivel cognitivo, motor y socioafectivo. El objetivo es facilitar la evolución de los pequeños y potenciar su aprendizaje conforme crecen.

¿Cuánto debe durar la atención temprana en los niños?

La comunicación frecuente entre los profesionales que trabajan en el centro y los padres del niño, es importante para su desarrollo. Este diálogo frecuente fortalece la confianza mutua. Pero, ¿cuánto tiempo debe durar esta ayuda en la estimulación temprana? Esta es una de las preguntas que suelen hacerse padres y madres cuando inician este proceso. Sin embargo, no existe una respuesta general, todo dependerá de las necesidades de los pequeños.

En conclusión, un centro de estimulación temprana atiende a cada niño de manera personalizada. Algunos niños necesitan un apoyo puntual, mientras que otros requieren una asistencia más continuada. Este acompañamiento puede combinar tanto la parte teórica como la parte práctica.

Elige tu ubicación

Latinoamérica

Europa

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (p.e. páginas visitadas). Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies