La llegada de un hermanito o una hermanita no es fácil para nadie en la familia. Conocer algunas actividades para trabajar los celos en niños os será de lo más útil para afrontar esta nueva situación que, aunque no está asegurada, es muy común.

El nacimiento del nuevo bebé comportará algunos cambios en la rutina familiar: los papás ya no solo se deberán ocupar del primogénito. Ahora se suma el bebé (¡con todos los cuidados que necesitan!). Las tareas se multiplican y la atención deberá repartirse según las necesidades de cada miembro de la familia.

Si ya habéis pasado por esto, ya sabréis de qué hablamos y seguro que os vendrán bien estos trucos para aplicarlos. Si estáis esperando la llegada del hermanito y no sabéis cómo afrontarlo, quedaros. A continuación os damos algunas ideas de actividades para trabajar los celos en niños. ¿Nos acompañáis? ¡Vamos!

Si estás interesado en la psicología infantil y en la educación emocional de los más pequeños, no te pierdas nuestro Máster en Psicología Infanto Juvenil online.

“Voy a tener un hermanito”

Es una de las frases que más repiten los peques cuando se enteran que pronto van a tener un hermanito. Aun así, cuando llega el momento tan esperado, ya no es todo tan bonito. Para un peque, los papás son el centro de su existencia, los que le cuidan y le prestan atenciones.

Y no, compartir el amor incondicional de papá y mamá no es fácil para los más pequeños. Así que uno de los consejos que se deben tener en cuenta es el siguiente: no engañéis al niño. Decirle que todo va a ser perfecto sería decirle una mentira. Lógicamente, no estamos diciendo que no se le deba transmitir la alegría del momento.

El peque sabrá que un hermanito o hermanita al que querrá mucho y con quien compartirá juegos y amor. ¿Por qué no debería saber que este hermanito también necesitará atención? Es importante transmitirle la idea de que a partir de ahora serán dos y que papá y mamá le seguirán queriendo. Igual de importante es realizar algunas actividades para trabajar los celos en niños, así ellos sabrán cómo manejarlos.

 

Cuatro actividades para trabajar los celos en niños

Sin más demora, vamos a ver algunas actividades para trabajar los celos en los niños.

Además de aprender a trabajar y exteriorizar los celos, estas propuestas fomentan que se pase tiempo junto a ellos. Este es un factor que conseguirá que se sientan más cercanos a papá o mamá. Una hecho que hace que se reduzcan los celos casi automáticamente.

¡Al lío! Aquí van cuatro ideas de actividades para trabajar los celos en los niños mientras os divertís juntos:

 

1.- Cuentos infantiles:

Haciendo una búsqueda rápida en internet encontraréis una gran variedad de cuentos infantiles enfocados como actividades para trabajar los celos en niños. Generalmente las historias que narran estos cuentos harán que los pequeños puedan exteriorizar sus sentimientos.

Seguramente, durante la lectura del cuento, los peques se identificarán con algún personaje que, casualmente, sentirá celos. Si no lo exterioriza, nunca está de más ir interactuando con el niño.

 

2.- Títeres en familia:

Esta actividad para trabajar los celos en niños comporta varias partes. Aunque no son obligatorias, se recomienda realizarlas todas. El primer paso que debéis dar para esta actividad es buscar un momento en el que podáis dedicarle tiempo a crear los títeres junto al peque.

Una vez hayáis pasado tiempo en esta parte, es probable que el niño tenga ganas de utilizar su creación, así que deberéis tener imaginación. Cread la historia de vuestra familia a través de los títeres y fingid que es otro caso. Así, el pequeño podrá exteriorizar sus sentimientos y celos a través de personajes imaginarios que viven situaciones reales.

 

3.- “¿Qué es lo que sé hacer?”:

Es una de las actividades para trabajar los celos más completas. Además de afrontar los celos, también refuerza la autoestima de los niños. Se trata de crear juego de tarjetas que propondrán habilidades. El peque deberá intentar escenificar cada acción con mímica y los papás deberán adivinar qué es lo que sabe hacer.

Aprovechad estos momentos de juego para animarle diciéndole que papá y mamá saben que sabe hacer muchas cosas. Reforzar su seguridad personal hará que el sentimiento de celos se minimice.

 

4.- Juego de preguntas:

Otra de las actividades para trabajar celos en niños más recomendables para hacer antes de que llegue el nuevo hermanito o hermanita. Esta propuesta incluye dos partes y se basa en un tipo de “veo veo” que refuerza su autoestima.

La primera parte del juego consiste en hacer la pregunta ¿Qué harás cuando el bebé…? Y añadir cualquier situación detrás. Por ejemplo, ¿Qué harás cuando el bebé tome pecho? ¿Qué harás mientras papá bañe al bebé?

La segunda parte es introducir otra pregunta: ¿Qué harás con el bebé? Aquí deberéis trabajar la educación del niño. Por ejemplo, enseñarle a través de este juego que esconderle los juguetes al hermanito no será buena idea.

 

Queredle igual, queredle diferente

Cada uno tiene sus cosas, así que querer en la misma cantidad sí, pero de manera diferente. Hay que intentar buscar los momentos para compartir con cada uno de ellos y expresarles cuan singulares son cada uno de ellos.

Por junto, por supuesto, pero también por separado. Así los pequeños entenderán que son únicos. Y eso se traduce en que aunque haya un nuevo hermanito al que se quiere mucho, nadie es sustituible.

Sin embargo, debéis evitar hacer comparaciones entre los pequeños. Es decir, evitad decir que el bebé es más simpático que el otro, o que es mejor comedor uno que el otro. Estas comparaciones provocarán que los pequeños desarrollen no solo celos, sino cierta rivalidad entre ellos.

 

 

Elige tu ubicación

Latinoamérica

Europa